LA VIRGEN Y SAN JUAN ANTE EL SEPULCRO


Desde que en 1954 nuestro paisano José Luis Alonso Coomonte realizara la imagen de Nuestro Señor Flagelado, la imaginería de la Semana Santa de Benavente no se había visto incrementada.

Trascurre casi medio siglo hasta que la Cofradía del Santo Entierro adquiere la obra de Ricardo Flecha: "La Virgen y San Juan ante el Sepulcro", que había procesionado en Zamora desde el año 1995 hasta el 2001 y que desde 2002 recorre las calles de Benavente en la procesión el Viernes Santo acompañada por los hermanos cofrades del Santo Entierro.

En nuestra Hemeroteca tenemos recogida la noticia que de su compra y llegada a la Ermita de la Soledad dio La Opinión de Zamora, el 24 de febrero de 2002.

Los Mayordomos responsables son José María y Juan Esguevillas (Padre e hijo)

   

Y cuando colocado ya el cuerpo en su nicho iban a cerrar el monumento, ella sería la última que le vió, ella sería la última que se quedó con San Juan, su nuevo hijo, en el sepulcro, ella la que le daría el último beso y le dirigiría la última mirada y le colocaría en la faz el santo sudario, tras el cual quedaban escondidos aquellos ojos piadosísimos del Hijo.
Vida de Nuestro Señor Jesucristo. Remigio Vilariño